miércoles, 20 de enero de 2010

TIPOS DE ENAMORAMIENTO, según la teoría de John Alan Lee

John Alan Lee, psicólogo canadiense, afirma que pueden distinguirse seis tipos de enamoramiento, establece pues una tipología del enamoramiento que desde mi punto de vista resulta sumamente interesante, conformando un instrumento muy útil a la hora de analizar nuestros propios sentimientos y, por supuesto, también los de las personas que nos rodean. La edición digital de una revista llamada AHORA (http://www.ahora.com.do/Edicion1273/DEPORTADA/tema1.html), después de una breve introducción, describe así estas seis formas de enamorarse:

Ágape (Todo para el otro): Ágape, en griego significa altruismo, generosidad. La dedicación al otro viene siempre mucho antes del propio interés. Quien practica este estilo de amor se entrega totalmente a la relación y no le importa echar mano de cualquier cosa con tal de satisfacer ciertas voluntades (incluidos caprichos) de la persona amada. Invierte constantemente en la relación, aunque sus acciones no sean correspondidas. Se siente bien cuando el otro demuestra alegría. Es capaz de renunciar a su pareja si cree que puede ser más feliz con otra persona. Un ejemplo de Ágape en el cine es el personaje Teresa (Juliette Binoche) en “La insoportable levedad del ser” (1987), adaptación del libro de Milan Kundera. Por amor, ella soportaba la infidelidad de su amado, Tomás (Daniel Day-Lewis), un Ludus incorregible.

Juliette Binoche y Daniel Day-Lewis en "La insoportable levedad del ser".

Eros (Corazón en llamas): Eros es la pasión romántica de los poetas. Envuelve una fuerte atracción física y deseo sexual descomunal. Ocurre de repente y puede terminar de manera abrupta. El o ella no pueden controlar ese sentimiento intenso, casi irracional. Se pasan más de cuatro horas diarias pensando en el ser amado. Quien experimenta esa sensación no mide consecuencias. Solo una cosa importa: ser correspondido. Ese es el amor que sirve de tema en nueve de cada diez películas de Hollywood. Un ejemplo es “El Paciente Inglés” (1996), que retrata la trágica pasión de un cartógrafo húngaro (Ralph Fiennes) por la bella esposa (Kristin Thomas) de un explorador ingles en la víspera de la Segunda Guerra Mundial.

Ralph Fiennes y Kristin Thomas el "El paciente inglés".

Ludus (Instinto de cazador): En Ludus el amor es un juego que muchas veces no pasa de una noche de sexo. El desafío de la conquista es más atrayente que la persona que se intenta seducir. El conquistador evita los compromisos. Puede cultivar más de una relación al mismo tiempo. Aun cuando la relación es duradera, él busca encuentros fugaces durante el período. Si a usted le gusta el sexo, pero nunca se enamora, o si tiene un enredo nuevo cada dos semanas, su tipo puede ser Ludus. En la película “Amistades Peligrosas” (1988), el vizconde de Valmont (John Malkovich) lleva ese estilo a extremos cuando seduce a la ingenua madame de Tourvel (Michelle Pfeiffer), una mujer casada que cree en la santidad del matrimonio, sólo para probar sus dotes de Don Juan.

John Malkovich y Michelle Pfeiffer en "Amistades peligrosas"

Pragma (Contabilidad afectiva): Pragma, como dice el nombre, es el estilo de quien prioriza el lado práctico de las cosas. El individuo evalúa todas las posibles implicaciones antes de embarcarse en un romance. Si el romance aparenta tener futuro, él invierte. Si no, desiste. Cultiva una lista de prerrequisitos para la pareja ideal y pondera mucho antes de comprometerse. Procura un buen padre o una buena madre para sus hijos y toma en cuenta la comodidad material. Está siempre lleno de preguntas. ¿Qué será lo que mi familia pensará? Si me caso, ¿cómo estaré de aquí a cinco años? En la película "El matrimonio de mi mejor amigo" (1998), Michael (Dermot Mulroney) ama a Julianne (Julia Roberts) pero decide casarse con Kimmy (Cameron Díaz), hija de un millonario.

Julia Roberts y Dermot Mulroney en "La boda de mi mejor amigo"

Manía u obsesión (Fantasma de la pérdida): Quien ya vivió una relación del tipo “montaña rusa”, un día en el paraíso y otro en el infierno, conoce el estilo Manía. Es el enamoramiento obsesivo y celoso. El individuo siempre encuentra que la persona amada no le corresponde de igual modo. Requiere inagotables pruebas de amor y es capaz de locuras para llamar la atención del ser amado. Tiene tanto miedo de que su pareja le abandone, que el ser amado acaba por irse de verdad. Manía es el lado oscuro de Eros, sostiene la psicóloga norteamericana Irene Frieze, de la Universidad de Pittsburgh. El "Otelo", de William Shakespeare, muestra una relación de este tipo que acaba trágicamente.

Orson Welles en "Otelo"

Storge (Amigos con derecho a sexo): Ciertos romances comienzan de una manera tan gradual que la pareja no sabe cuándo ni cómo comenzó. Ese tipo de historia encuadra en el estilo Storge, nombre de la divinidad griega de la amistad. La atracción física no es lo principal. Nada de noches incandescentes. Lo que cuenta es la confianza mutua y los valores que comparten. Los románticos desprecian ese tipo de relación. Aún así, en las investigaciones que se han hecho los amantes del tipo Storge revelan satisfacción con la vida afectiva. Un ejemplo del amor-compañero es el clásico "Bonnie and Clyde", de 1968, que cuenta la historia verídica de una pareja de gangsters, Bonnie Parker (Faye Dunaway) e Clyde Barrow (Warren Beatty), en los Estados Unidos de la década del 30. Detalle: Clyde sufría de impotencia sexual.

Faye Dunaway y Warren Beatty en "Bonnie and Clyde".

1 comentario:

  1. muy buena publicacion, justamente hare un proyecto de investigación sobre tipos de amor y esto me será de gran ayuda

    ResponderEliminar